lunes, 30 de enero de 2012

Homenaje 14: Sergio Fortunato "el goleador récord"


Sergio Elio Angel Fortunato, nació en Mar del Plata el 23 de octubre de 1956, tiene el récord de goles en un partido con la camiseta albirroja. EI 6 de diciembre del ’78 gritó cinco veces contra Juventud Antoniana. Cuentan las revistas de la época que Fortunato tuvo toda la fortuna de su lado en aquella calurosa tarde. Ese dia Estudiantes se despachó con una goleada historica sobre Juventud Antoniana de Salta: 8 a 2. Y el delantero marplatense se dio el gusto de marcar cinco goles.
EI hombre era tremendo en el área. Un centrodelantero chapado a la antigua, con olfato goleador y buena ubicación. También se destacó por su movilidad y por la astucia para desprenderse de las marcas. Y conformó una sociedad letal con Hugo Ernesto Gottardi.
Las crónicas de aquel partido contra los saltenos hablan de una superioridad notoria del Pincha. Ya ganaba 2 a 0 cuando Fortunato se despachó con una ráfaga de goles sobre el final del primer tiempo. A los 33 clavó el 3 a 0, y un minuto después facturó de penal. A los 40 cerró el resultado parcial con un lacónico 5 a 0.
En el complemento, como para rematar a Juventud, el punta nacido en Mar del Plata castigó la red a los 6 minutos. Y cerró su cuenta personal a los 17.

"La verdad es que no puedo creerlo. El equipo hizo un partido fantástico y yo tuve la tarde soñada para cualquier goleador. Hoy me salió todo", dijo Fortunato en la zona de vestuarios.

Este partido se jugó en el viejo estadio de 1 y 57, por la 10ma fecha del torneo Nacional, el día 6 de diciembre de 1978.
Ese día, el Estudiantes de H. Rial, formó con Pezzano, Wagner, Mariano, Rocca, Herrera, Onnis, Pedraza, Hernández, Gottardi, Fortunato y Santechia. En el 2do tiempo entraron Gustavino y Landuro.


Así lo contaba Hugo Gottardi
Ese día le salieron todas. La verdad que la rompió.
Cómo no me voy a acordar si metimos ocho goles. Y Fortunato clavó cinco, todo un récord. Es casi imposible de alcanzar, sobre todo en estos tiempos que es tan difícil hacer un gol.
La superioridad con Juventud Antoniana fue tan grande que yo hice un gol de arranque y Patricio Hernández metió otro enseguida. Y nos fuimos 5 a 0 al vestuario.
Y en el entretiempo ya nos mirábamos entre nosotros porque sabíamos que podía ser una goleada histórica.
Cada pelota que tocaba Sergio era gol. Los salteños no lo podían marcar. Hizo cinco goles pero podría haber metido varios más porque tuvimos muchisimas situaciones de gol.
Fortunato fue un gran goleador. Ni bien llegó al club se cansó de hacer goles. Yo llegué al club en el '76 y él dos años después. Y juntos hicimos muchos goles.


Fortunato llegó al Pincha para disputar el Metro '78, proveniente de Quilmes. Se destacó por sus 29 goles en la temporada y por haber establecido el récord de conquistas con la camiseta albirroja en un solo partido. Y su racha siguió al año siguiente con otros 20 goles.
La compra del goleador hizo furor porque fue récord del libro de pases de ese año: 8.000.000 de peses de esa época. En el '79 participó del torneo Esperanzas de Toulón y fue transferido al Perugia de Italia, en la reapertura del mercado para jugadores extranjeros.
Sus inicios habían sido en San Lorenzo de Mar del Plata, y después pasó por Kimberley, donde participó de los viejos torneos nacionales.
Posteriormente pasó a Racing, para luego jugar en Quilmes. Incluso, Sergio Eli se dio el gusto de jugar 5 partidos en la selección mayor durante 1979.
Vistió la camiseta de Estudiantes desde 1978 a 1980, donde partió para Italia, para jugar en el Perugia. En 1981 pasa a jugar para Las Palmas de España hasta 1983, que se fue al Favoritner de Austria.
En 1984 retorna a Estudiantes para decirle adiós al fútbol, en ese año jugó 32 partidos, en los cuales anotó 12 goles.


Fuente: Diario Hoy


Entradas relacionadas:

2 comentarios :

  1. grande mazy como siempre un lujo!

    ResponderEliminar
  2. Un jugadorazo Elio,me quedó en la retina los goles contra Boca 6-4, o el partido perdido en Avellaneda contra independiente 3-4,con gol de taco de Elio y el robo que nos hizo Abel Gnecco ese día.-Gran recuerdo y gracias por compartirlo.-

    ResponderEliminar

Twittear